13 jul. 2016

Desencantamiento


Empecé a interesarme por el lunfardo escuchando a Juan D'Arienzo con Alberto Echagüe y no entendía un carajo, hace décadas. Solo mucho después me enteré que era un lunfardo forzado, artificial y comercial, inventado ad-hoc. Pa' la gilada. No era lunfardo sino pura cáscara. Me pasó con intelectuales y escritores largamente admirados, hasta que les conocí el paño, como Beatriz Sarlo o Martín Caparrós. Es como cuando creiste que estabas enamorado y después caiste en cuenta que solo estabas caliente.

Polimeni acaba de pasar una versión modernosa de la recontra junada Tonada de un viejo amor. Como tantas otras cosas en la vida, fue la primera vez que presté atención profunda la letra. Es muy poética, viniendo de Jaime Dávalos no podía ser de otra manera. Pero la historia es la de un cursi, pasajero y boludo amor de verano.